¿Sabías que aquello a lo que nos conectamos  influirá sobre nuestras vidas? Por ejemplo, las redes sociales se han apoderado de las vidas de muchas personas que pasan más tiempo comunicándose con sus dispositivos, que cara a cara con otros. Nuestra conexión con Dios no puede ser de ese tipo; si es que queremos experimentar una conexion divina con Él, debe ser una relación cara a cara.
 
El mayor contratiempo en la vida de los cristianos es no saber cómo fundir su creencia con la fe. En las anteriores herramientas aprendimos que el CREER y la FE son dos lados de la misma moneda. Creer es el punto de partida. Es el reconocimiento de la existencia de Dios. La FE opera en nuestro creer con la acción correspondiente. Es vivir y actuar conforme a lo que Dios dice, porque Él dice la verdad todo el tiempo sobre todo. Sin fe es imposible agradar a Dios.
 
¿Cómo obtenemos esta fe que es agradable a Dios? 

Romanos 12:3 nos dice que Dios repartió a cada uno conforme a la medida de fe. La medida de fe no se limita en su tamaño. Puede incrementarse y crecer. Romanos 10:17 dice, " Así que la fe viene por oír, y el oír por la palabra de Dios". El desarrollo de la medida de nuestra fe tiene mucho que ver con nuestro conocimiento de la palabra de Dios. En Colosenses 1:9-10, Pablo oró por la iglesia, para que fuera llena con el conocimiento de la voluntad de Dios.  

Necesitamos conocer la voluntad de Dios y consagrarnos para llevar a cabo su voluntad en nuestra vida. Pablo oró porque el conocimiento de la iglesia aumentara. Adquirimos conocimiento cuando nos exponemos a nueva información. Finalmente, Pablo pidió a Dios que les diera sabiduría. La sabiduría es la habilidad de aplicar la información que obtenemos. La información nos da acceso a cosas que jamás hemos experimentado antes. Podemos incrementar nuestro conocimiento a través de nuestra "Conexión Divina" con Dios. 
Randy Morrison
www.randymorrison.org
Podemos y debemos crecer en dos tipos de conocimiento:

1. EL CONOCIMIENTO NATURAL: Esto también podría llamarse CONOCIMIENTO DEL SENTIDO. Ese es el conocimiento que obtenemos a través de nuestros cinco sentidos físicos y de nuestro sistema educativo que mejora nuestro aprendizaje sobre el mundo que nos rodea.  

2. EL CONOCIMIENTO REVELADO: Este es el conocimiento que se imparte a nosotros por el Espíritu Santo. Pedro experimentó este conocimiento en Mateo 16:13-18. Jesús preguntó a los discípulos: "¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?". Sus respuestas fueron incorrectas debido a que su información se basaba en información natural. Entonces Jesús les preguntó: "Y ustedes, ¿quién dicen que soy?". La única manera que pudieron responder fue por el Espíritu de Dios, que era el conocimiento revelado.
 
RECUERDA: Cuanto más crecemos en nuestra revelación de la palabra de Dios, más se manifestarán en nuestras vidas la acciones correspondientes de lo que creemos, por medio de la fe.  
En Marcos 5:25-34, una mujer con un problema de flujo de sangre escuchó la información correcta acerca de Jesús que la motivó a creer que su sanidad era posible. Ella respondió tomando acciones. Lo que escuchó y creyó fueron las claves que encendieron su fe.
  • Lo que había escuchado, lo creyó.
  • Lo que creyó, lo proclamó (o habló).
  • Sobre lo que proclamó, actuó en consecuencia.
La fe siempre será impactada por aquellos a quienes escuchamos.

El poder de las palabras de la mujer no estaban ligadas a lo que estaba pasando externamente, sino a lo que le estaba pasando internamente. Ella dijo: "Si tan solo tocare su manto, seré sanada." Las palabras de esta mujer, por su fe, crearon una imagen en su mente para traer la sanidad y para que ésta se manifestara. Ella habló esto para sí misma. A veces tenemos que hablar a nuestro ser y animarnos para permanecer en el proceso de la fe, y a confiar en Dios hasta que experimentemos la manifestación de lo que creemos.

FE ANTES DE SENTIMIENTOS- PRIMERO, la mujer con el flujo de sangre fue sanada, DESPUÉS ella sintió esa sanidad en su cuerpo. No esperó a sentirlo primero. Ella actuó en lo que creía y los sentimientos siguieron a sus acciones. Activó su creer con la acción de fe correspondiente y se quedó en el proceso hasta que experimentó una manifestación de lo que creía.
  • Lo que se mantenía diciendo era una acción verbal.
  • Lo que hizo fue una acción física.
  • Lo que sintió fue la manifestación de su fe.
Recuerda: Dios sabe exactamente quién está conectando con Él de entre toda la multitud de la humanidad.

 



    




Ponemos a su disposición nuestro Aviso de Privacidad completo en  las instalaciones de nuestra oficina o haciendo click aquí. También puede solicitarlo al correo electrónico: herramientas @viviendoconsentidocomun.com o al teléfono 30 97 93 28