Vivimos en una época en que la brújula moral de la humanidad es muy baja. La corrupción se ha convertido en el status quo en nuestra sociedad. Un profeta llamado Ezequiel vivió en condiciones similares. En Ezequiel 22:30, Dios estaba buscando a alguien que intercediera por la nación de Israel para que pudiera mostrar su misericordia a la gente. Por desgracia, no podía encontrar a una persona desinteresada en un mundo centrado en sí mismo.

Hoy, Dios está buscando personas que se mantendrán como una luz en medio de la oscuridad. Él está buscando a personas que se mantendrán firmes por su verdad y defenderán lo que es correcto, a pesar de que la sociedad este diciendo que lo correcto está mal y lo malo es lo correcto; en Ezequiel 22, antes de que Dios trajera juicio, vio tres cosas:
  1. Vio la magnitud de la corrupción del hombre.
  2. Evaluó la corrupción del hombre.
  3. Vio los efectos de la corrupción del hombre.
A pesar de las condiciones morales de la humanidad, Dios todavía está buscando a alguien a quien le pueda mostrar su favor. Dios no debería tener que buscar más allá de ti y de mí. Somos una ciudad asentada sobre un monte que no se puede esconder. El favor de Dios es el instrumento que Dios usa para acompañarnos al lugar donde tenemos que estar para que podamos cumplir Su propósito para nuestras vidas. Tenemos que ser personas distintas. La semana pasada empezamos a ver la vida de un hombre que caminó en contra de la corriente de una sociedad inmoral. En Génesis 6:8-9, descubrimos que Noé halló gracia delante de Dios. Si imitas el comportamiento y las acciones de Noé, voy a decirte con seguridad que:

"¡El Favor de Dios te quiere a ti!"

Randy Morrison
www.randymorrison.org
¿Podría decirse eso de nosotros hoy en día? Noé no marchó al ritmo de los tambores de su cultura. A medida que el mundo que le rodeaba siguió el colapso moral y espiritual, Noé siguió caminando con Dios. Era una llama en medio de la oscuridad. Su fidelidad fue el testimonio de la fiabilidad de su carácter. Noé tuvo que aprender a caminar solo, porque su mensaje no iba a ser popular. Cuando vivimos para ser populares, nos veremos obligados a comprometer nuestras convicciones y nuestro mensaje. Sin embargo, Noé experimentó el favor de Dios debido a su conducta, su conversación, su compromiso y su confianza.

RECUERDA: El favor de Dios encuentra a los fieles. Somos fieles cuando regresamos a Dios una retribución de su inversión en nosotros. Al hacerlo, nos permitimos a nosotros mismos el ser receptores de la información de la cual los demás no están al tanto. Mientras que nuestra sociedad secular funciona basándose en la lógica humana, nuestro caminar con Dios nos obliga a seguir sus instrucciones por la fe.

Hebreos 11:1; 3 y 7 [BLPH] nos dice que la fe es la convicción de la realidad de las cosas que no se ven. La fe percibe como un hecho real, lo que no se revela a los sentidos. Noé fue advertido por Dios acerca de lo que vendría. Él se encargó de construir un arca y él respondió con un corazón humilde. No necesitó que Dios le diera explicaciones de su misión. Él obedeció al Señor y se convirtió en la voz de la verdad, a pesar de las burlas y persecución que tuvo que soportar.
 
Dios quiere que Su favor nos acompañe hasta el lugar que Él preparó para nosotros.
 Él también nos dará el favor para ayudar a otros que se cruzarán en nuestro camino. José experimentó el favor de Dios porque entendió que el favor divino no era sólo para él mismo.
      

Una lección que José aprendió muy rápido fue que cuando entras en el favor de Dios, encontrarás 'enemigos'. Los hermanos de José lo trataban con desagrado. El favor de Dios no significa que a todo el mundo le vas a caer bien. El favor de Dios no garantiza una vida sin problemas. En realidad, cuando los hermanos de José lo vendieron como esclavo, Dios estaba haciendo movimientos para que llegara al lugar correcto. Lo que los hermanos de José hacían para mal, Dios lo encaminó para bien. Vendieron a José a los ismaelitas, que eran descendientes de Ismael - Un desliz de Abraham. ¡¡Dios puede tomar el desliz de otra persona y hacer que trabaje a tu favor!!

 
RECUERDA: Dios manifiesta su favor al traer a la gente adecuada a nuestras vidas. Con esto en mente, podemos mantener la actitud correcta para experimentar el favor divino, incluso cuando estamos en una época de desaprobación.

Aprendemos tres cosas importantes de José:
  • El Favor de Dios nos desconecta de un ambiente hostil y nos pone en el camino a nuestro destino.
  • El Favor de Dios es la asistencia personal a la que Dios ha encargado de obrar para nuestro bien, incluso sin que nosotros sepamos que está trabajando.
  • El Favor de Dios tiene el potencial de cambiar nuestra condición social y promovernos más rápido que cualquier cantidad de trabajo que pudiéramos hacer para conseguir un ascenso.