Celebramos el día del nacimiento de Jesús. En esta temporada podemos profundizar nuestro enfoque en Dios en lugar de enfocarnos en las pérdidas, soledad, tristeza etc. Esta temporada de celebración y reflexión es también un tiempo excelente para escuchar de Dios.
Dios desea ser nuestro padre y salvador. No hay mejor tiempo que este para mostrar el regalo de la salvación de Dios actuando en nuestra vida diaria. Al hacer esto, caminaremos en bendiciones que nunca imaginamos.
 
El regalo de Dios de la salvación y de amor incondicional es indescriptible. Las palabras no expresan la magnitud infinita que esto tiene en nuestra vida. Al recibir el regalo del amor de Dios, se producen cambios en nuestra vida. Este regalo lo recibimos sin compromiso y sin importar nuestro comportamiento. La mejor forma de agradecerlo es distribuyendo la gracia y el amor de Dios en todo lo que hacemos.

Mi oración es que en este año vayamos más allá del nivel de las experiencias previas y transformemos nuestro modo de vivir basados en el regalo de Dios para nosotros. Esto nos debe motivar para hacer cambios en el cómo conducimos nuestra vida.

Randy Morrison
www.randymorrison.org
Dios se agrada del "dar" cuando es realizado con la actitud correcta. El "dar" con el corazón, sin esperar nada a cambio es el "dar" con la actitud correcta. Una actitud de gratitud debe ser parte de nuestro estilo de vida. El regalo de Dios de la salvación es un regalo de libertad, no se basa en nuestro comportamiento. El dar de manera desinteresada, en lugar de dar para obtener algo a cambio es la forma correcta que se alinea con la Palabra de Dios. Mientras alguien se aleja más de la conducta correcta, recibe más gracia al recibir este regalo. Los regalos que da el ser humano, muchas veces, son producto de la obligación. Los regalos de Dios son dados desde un corazón que ama incondicionalmente. Una razón por la cuál el apóstol Pablo le llamó a este regalo "indescriptible e inefable" es porque fue dado con un amor incondicional para la humanidad.

Recuerda: El regalo extraordinario de la salvación debe motivarnos a entender que la gracia es el regalo más importante que alguien pudiera recibir. Dios no nos debe nada, Su regalo nos ha sido dado desde un punto de amor incondicional para la humanidad. Este regalo nos trae valor y aceptación, podemos ser la persona que Dios diseñó que fuéramos.
 
Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a:  
 
¡Gracias a Dios por su don inefable!

Una vez que entendemos el regalo de la gracia, nuestra vida cambiará por siempre. Este regalo tiene ciertas cualidades, incluyendo que el costo es impagable e incalculable, no tiene precio. Otra cualidad es que él no tiene "pagaré", no debes nada al recibirlo. Una tercera cualidad es que no hay recursos suficientes para pagarlo, por lo tanto, debe ser aceptado como un "regalo". Este regalo no se puede entender con una mentalidad de "estar a mano". No tiene límites o restricciones al ser recibido.
 
Recuerda: El regalo de la gracia de Dios no tiene precio.
El regalo de la gracia de Dios es indescriptible. No hay palabras suficientemente poderosas para describir el regalo que es la gracia. Una de las razones para que sea indescriptible e inefable es porque esta es la naturaleza de amor de Dios. El amor verdadero no es posible sin conectarlo con un "dar" que sacrifica. La otra razón por la cuál su amor es indescriptible es porque su razón de estar en esta tierra es para traernos libertad de la sentencia de muerte que teníamos sobre nuestra vida. Para finalizar, su regalo es indescriptible por lo que su efecto significa en nosotros. 

Recuerda: La gracia de Dios cambió al hombre haciéndolo acepto delante de Él.

"Dar Gracias es una forma de vivir, no una oración que repetimos antes de comer". 
- Jackie Windspear