Ya comenzó la temporada de festejos. La semana pasada en los Estados Unidos celebramos el día de Acción de Gracias, y ahora el enfoque está en la Navidad. No hay mejor tiempo para dejar brillar el regalo que hemos recibido los hijos de Dios. Este es un regalo que todos pueden llegar a experimentar. Hagamos un compromiso intencional en esta temporada de mostrar el regalo que es la Gracia de Dios a través de nuestra interacción con amigos, familia y cada una de las personas con las que hablemos.

El vivir y crecer en la Gracia no significa realizar muchas buenas obras o "tratar" de adquirir más cosas. En lugar de esto, si vivimos en la Gracia de Dios, nos damos cuenta y valoramos la presencia de Dios en nuestro interior, y también, permitimos que la Gracia de Dios opere a través de nosotros. Esto se manifiesta a través de la constancia de nuestras interacciones y relaciones diarias con los demás.

Entremos a esta temporada especial al dar el regalo de la gracia a través de nuestra amabilidad y aceptación genuina a los demás. Al demostrar la gracia de Dios de esta manera y de manera constante, depositamos una luz de esperanza que es especialmente importante en esta temporada de dar gracias y de celebrar.

Randy Morrison
www.randymorrison.org
Pensemos en algo de mucho valor. Ahora, si se necesita la mínima inversión de recursos personales para obtenerlo, esa realmente es una muy buena oportunidad. Como creyentes, se nos ha dado la mejor de las "oportunidades". ¡Se nos ha dado la nuestra gran oportunidad de la vida! El regalo de la gracia de Dios se nos ha dado automáticamente en el momento más oscuro. La gracia de Dios no debe estar estancada y sin uso, más bien, debe ser una parte continua en nuestras decisiones, comportamientos y acciones de nuestra vida. La salvación se nos ha otorgado y debemos reflejar la gracia de Dios al mundo. Cualquier cambio en nuestra vida debe reflejarse desde adentro hacia afuera a través de nuestra constante reflexión en la Gracia de Dios en todo lo que hacemos.
 
Recuerda: Los deseos de nuestra carne hunden y sabotean el trabajo de Dios en nosotros. Cualquier cambio en nosotros debe venir de la transformación y la libertad de nuestra naturaleza carnal.
 
Lee, reflexiona y aplica lo siguiente en tu vida, comenzando con gratitud.
La gracia de Dios no tiene nada que ver con obras. El producir u obtener más no es lo que determina la gracia y el amor de Dios por nosotros. Cualquier cosa que obtenemos de Dios, la recibimos por que Él nos ama, no porque hayamos trabajado de más, o más que otra persona. Nuestra relación con Dios no se basa en las obras, se basa en la fe. Todo lo bueno que tenemos viene de parte de Dios, no por nuestras obras, sino porque Él nos ama. Cuando aceptemos esto completamente, nos vamos a encontrar amando más y juzgando menos.
 
Recuerda: Gracia es la bendición de Dios a expensas de Jesús. Vamos a vivir una vida plena cuando nos demos cuenta de que hemos sido enriquecidos y bendecidos al recibir la gracia de Dios en nosotros.
  
Toma tiempo extra durante esta temporada de celebraciones para leer, reflexionar y actuar de acuerdo a:
1 Corintios 15:9-10 
Dios quiere que vivamos en la plenitud de su Gracia. Dios nunca quiso que nosotros viviéramos con temor. Como sus hijos, tenemos la ventaja de disfrutar algo que nosotros nunca pagamos, esto es de lo que se trata la Gracia. Nuestra vida nunca tendrá el nivel de bondad o plenitud si no nos darnos cuenta ni recibimos la Gracia de Dios en nosotros. En lugar de sentirnos indignos, necesitamos darle gracias a Dios por lo que Él ya hizo por nosotros. Necesitamos más Gracia en el cuerpo de Cristo, en la Iglesia y en la sociedad. Viviremos por debajo de lo posible si no abrazamos el gran y buen regalo que es la Gracia de Dios, que ha sido ya depositada en nuestro interior.

Recuerda: Debemos hacer a Jesús atractivo por medio de reflejar la Gracia de Dios en nuestra vida. Los logros personales y los esfuerzos egoístas no tienen importancia. Es la Gracia de Dios que nos llena de poder y nos faculta para vivir una vida plena.
 
Lee, reflexiona y actúa en:
 
¡Aprovecha nuestra promoción de Navidad! 
Escríbenos a pedidos@viviendoconsentidocomun.com para más información.















 
¡Descarga nuestra App, GRATIS!