Quiero darles las gracias por su interés en recibir estas "herramientas". Continuamente somos bendecidos al recibir sus correos y mensajes acerca de cómo están aplicando estas "herramientas" en su vida diaria. 

No debemos darnos por vencidos. Continuamente debemos movernos hacia delante y avanzar más allá de los límites de nuestra mente. Por medio de esto, todo nuestro ser será movido a actuar.

La negatividad disminuye la flama de la visión que Dios ha puesto en nuestra vida. Continuamente nuestras mentes quedan atrapadas dentro de la visión distorsionada de los demás. Nos estancamos en el nivel de información que permitimos penetrar en nuestra mente. El avance contínuo para romper este encarcelamiento será necesario para
alcanzar todo aquello que Dios nos ha prometido.

Mi oración es que cada uno experimente un incremento basado en el punto de vista de Dios. El soltar y enfocar nuestra mente en lo que Dios nos dice acerca del futuro nos permitirá movernos, sin importar nuestra situación actual, hacia nuevos niveles de excelencia.

Quiero agradecerles el permanecer firmes en la Palabra de Dios. Creo que al permitir que Dios tenga el control de nuestra vida, tendremos como resultado principios del Reino que vencen toda clase de negatividad.

Tu amigo,

Randy Morrison     

www.randymorrison.org  
 
1. Renovación automática

Por el tiempo en el que vivamos en este planeta, debemos continuamente renovar nuestra mente. El permanecer en el mismo nivel de pensamiento puede llevarnos a un estancamiento de la mente. El estar estancado significa simplemente no más movimiento o desarrollo. Cuando nuestra mente se estanca, la apertura y la recepción se cortan. Pronto estaremos atrapados al nivel de la negatividad que definen las fuentes externas. 

Números 13.25-31 provee un ejemplo perfecto del impacto de esto en la vida de la gente. En esta escritura, el pueblo de Israel no tenía la habilidad de pasar del nivel de miedo que otros habían puesto en ellos. Este miedo fue impreso en su mente como resultado de reportes de conflicto de aquellos que habían visitado la tierra prometida. Nosotros no tenemos porque experimentar el mismo nivel de estancamiento debido a que la renovación de nuestra mente es automática. Esto es resultado del fluir positivo y refrescante de la Palabra de Dios.

Lee Números 13.25-31. Ponte en el lugar del Pueblo de Israel. Piensa cual hubiera sido tu reacción si te hubieran dado reportes de conflicto acerca del futuro. Escribe, las acciones que deberías tomar para mantener tu enfoque separado de la negatividad para, de esta forma, permanecer en las promesas de Dios para tu vida.

Recuerda: Sólo por el hecho de estar expuesto al éxito, no significa que eres capaz de poseerlo. Éxito no significa posesiones, éxito significa una forma de pensar desarrollada.
2. Refuerzo positivo
Muchas veces, nuestra perspectiva del futuro y de la vida están definidas por las influencias de los demás. Nos encontramos con 2 tipos de influencia en la vida. Optimismo y pesimismo. Los optimistas son pensadores positivos, anticipan resultados positivos en cada situación. Los pesimistas, toman una forma fatalista de ver la vida, ven todas las situaciones sin esperanza. Los pesimistas no pueden entrar a la tierra prometida. Cuando vivimos en miedo estamos presos a la negatividad. Números 13:31 nos enseña la diferencia y poder predominante que el positivismo y el pesimismo tienen sobre las personas. El único factor que no permitió que los 10 espías vieran lo que Josué y Caleb vieron, fue la imagen negativa que tenían de ellos mismos. Nuestra única influencia de vida debe ser Dios. Dios es optimista. Dios debería ser nuestra fuente principal de refuerzo positivo durante tiempos negativos y malos. Deberíamos hundirnos en el refuerzo positivo continuo de Dios para vencer los resultados negativos de la vida.

Haz una nota mental de las personas más positivas que conoces actualmente y de aquellas a quien quieres conocer. Escribe y comprométete con Dios en  que llamarás por lo menos a 2 de estas personas a la semana para permanecer conectado a la luz. Durante tu tiempo regular con Dios, compártele como estas personas de influencia positiva están impactando tu vida y tu caminar con Él.

Recuerda: La gente siempre va a tratar de sacarte, con sus palabras, de las posibilidades que la vida te ofrece. Esto lo hacen por medio de poner una capa de negatividad en tu pasión por creer que todo es posible. Los límites de nuestros logros individuales en la vida están determinados por nuestro nivel de pensamientos positivos.
 3. La valla invisible

A menudo nuestra mente está confinada por la falta de conocimiento. Creamos una valla invisible alrededor de nuestra forma de pensar. Esta valla esta creada por nosotros mismos y no tiene motivos físicos de existir. Es invisible, sin embargo, poderosa para confinar nuestro pensamiento y acciones. Sin embargo, tenemos el poder para derribar esta valla. Confinamiento significa meter a una prisión. Significa estar restringido en nuestros movimientos. Si en verdad queremos avanzar, debemos comprometernos a renovar y liberar nuestra mente por medio de buscar respuestas en Dios. Muy a menudo, nuestros patrones de pensamiento se vuelven la tapa de nuestro sistema de creencias. Esta tapa, a veces, está demasiado apretada, de tal forma, que no podemos ser o llegar a ser lo que debemos ser. La valla invisible se activa.

Piensa en tu situación actual. Identifica que es lo que esta cercando tu pensamiento en cuanto al futuro. ¿Es tu miedo? ¿Son tus pensamientos? ¿Es la gente a tu alrededor? Haz un dibujo de lo que representa la promesa de Dios para tu vida. ¿Vas a dejar que se cree una valla alrededor de este dibujo? O... ¿Vas a dejarlo que se quede sin restricciones a su alrededor?

Recuerda: El confinamiento que le imponemos a nuestro pensamiento y a nuestro sistema de creencias, limita nuestro nivel personal de avance y efectividad. No vas a poder levantarte más alto que los límites colocados en tu forma de pensar.
4. Mente estancada

Una mente estancada es una incubadora de frustraciones y sueños fracasados. Esta forma de pensar es causada cuando la sabiduría, conocimiento y guía de Dios son bloqueados de nuestra vida. Una mente estancada es una plataforma de crianza enferma para que la negatividad y pesimismo florezcan hacia ideas distorsionadas, acciones y comportamientos. Cuando nuestra vida se vuelve predecible, el estancamiento se posiciona en nuestro pensamiento. De repente empezamos a resistir ajustes positivos, cambio y crecimiento. 
Pero cuando continuamente usamos la Palabra de Dios como fuente de información, el río de verdad fluirá a través de nuestros pensamientos. Este fluir libre de conocimiento mantiene nuestra mente sana y pura. Nuestra mente se convierte en un oasis de esperanza y fe, en lugar de un charco de agua estancada con negatividad y falta de esperanza.

Escribe cual es la forma en la que puedes purificar tu mente en términos del plan de Dios para tu vida. Haz una nota mental en la que regularmente renueves tu mente con una escritura para estudiar, o preguntarle a alguien más. Escribe 3 o 4 escrituras que leerás y estudiarás en las siguientes semanas. Comprométete a hablar con una persona que sea influencia positiva acerca de lo que has aprendido al leer estas escrituras. Guarda cualquier información nueva que has adquirido y reflexiona en cómo es que esto va a moldear tu pensamiento en el futuro.

Recuerda: Mientras más separados estamos de Dios, más fuerte será el nivel de estancamiento en nuestra vida. Cuando no permitimos que entren pensamientos nuevos a nuestra mente, quedamos atrapados en un estanque.
 
¡Descarga nuestra App, GRATIS!