¿Sabías que si permitimos que el juicio de la opinión pública nos defina, nuestra capacidad queda sofocada y nuestro potencial queda minimizado? La gente de la época de Jesús intentó definirlo en función de su agenda personal para Él. Ellos vieron a Jesús como un caudillo, un líder político que los liberaría del yugo de tiranía de Roma. Jesús no encaja en el molde de su programa. Él vino para salvar a la humanidad, por lo que Él puso esa agenda a un lado para seguir el plan de Dios. En la vida, las personas tienen ciertas expectativas para nosotros, pero Dios tiene una plan mayor. Él nos ha puesto aquí para hacer una diferencia en este mundo.

Hoy vamos a destacar los puntos clave de la vida de David que lo ascendieron de su papel como un pastor de ovejas a su misión dada por Dios como el Rey de Israel.

Tu amigo,

Randy Morrison    
www.randymorrison.org  
1. Las claves que abren la puerta a la asignación de Dios

A. CUANDO DIOS TIENE ALGO PARA NOSOTROS, ÉL TIENE UNA MANERA DE HACER QUE LAS PERSONAS QUE NOS PASABAN POR ALTO VENGAN Y NOS ENCUENTREN!

La familia de David pudo haber pensado que él no encajaba en el molde de un rey. Sin embargo, David venció la opinión de su familia moviéndose con el compromiso de Dios para hacer de él lo que Él quería que fuera. Su padre y hermanos pudieron haberlo pasado por alto, pero David permaneció en el proceso del plan de Dios y él aprendido a superar la imagen en donde encajaba según su familia. Otros pueden pensar que tú no encajas o calificas basándose en su evaluación y las expectativas de ti. Sin embargo, Dios te envió aquí para Sus propósitos. Él ha designado que estés aquí para hacer del mundo un lugar mejor.

B. CUANDO DIOS LLAMA A ALGUIEN... ¡ESA PERSONA SIEMPRE ESTÁ HACIENDO ALGO!

¡Dios no va a promover a las personas cuyas vidas no sean
 productivas! David estaba ocupado siendo pastor de ovejas, a pesar de que fue ungido para ser rey. Él fue fiel y entregó todo su corazón en las cosas pequeñas. Por lo tanto, Dios pudo confiarle cosas más grandes.

C. AUNQUE DAVID NO ENCAJABA O QUEDABA EN EL PLAN DE SU PADRE... ¡QUEDABA PERFECTO EN EL 
PLAN DE DIOS PARA SU VIDA!

Dios tiene un plan para cada uno de nosotros. Su plan se despliega en el momento adecuado. Mientras, nos quedamos en el proceso, pues nos preparamos para nuestra tarea y dejamos el tiempo para Dios, porque todo implica sincronización con Él. Dios no nos va a elevar a un lugar de liderazgo hasta que podamos manejar las críticas que vienen con el territorio.

 

2. Dios orquestó eventos que ocasionaron que David fuera ascendido de un pastor de oveja Al Rey de una nación.

SAUL TUVO UN ESTADO DE EMERGENCIA
Tuvo una condición especial que requería una atención especial. David se preparó durante su tiempo con las ovejas para convertirse en el especialista para la ocasión. Cuando Saúl fue atormentado por un espíritu depresivo, Una comisión salió a buscar un músico experto ejecutando el arpa y llevar alivio a Saúl. Un músico experto es también un músico ungido. El alivio de Saúl dependía de la unción y no sólo del talento.

Señalando la unción: Nuestros regalos sólo florecerán cuando seamos ungidos con la capacidad de hacer cosas extraordinarias. David desarrolló sus habilidades mientras fielmente vigilaba las ovejas de su padre. Dios lo validó a él y a su actitud mediante la unción para el servicio en la corte de Saúl, donde aprendió cómo se regía y administraba el reino. Todo estaba preparado para su misión en la vida.

Las capacidades y especialidades de David lo posicionaron en alta demanda y aprecio:
3. Lo que debes considerar cuando lidias con dónde encajar

Cuando pensamos que otros nos han olvidado, Dios orquesta deliberaciones y recomendaciones tras bambalinas que incrementarán la posibilidad para que seamos bendecidos.

Tenemos que saber que Dios tendrá gente hablando sobre nosotros en el lugar donde Él quiere que estemos. Él tendrá gente que nos esté observando para darnos recomendaciones basadas en lo que han visto en nosotros. David se convirtió en un escudero para el rey Saúl, gracias a la recomendación y el favor de uno de los criados de Saúl. Dios lo tuvo en el lugar correcto en el momento adecuado.

3 Puntos claves para finalizar:

1. Dios sólo nos dará el favor de las personas que son importantes para nuestro destino.

2. Las asignaciones y tareas de David le dieron acceso al Rey que finalmente reemplazaría.

3. David estaba dispuesto a servir como empleado de Saúl por una temporada, hasta que Dios abrió la puerta para que él pueda hacer cosas para lo que fue ungido y destinado a realizar.

 
¡Te esperamos!
 
¡Descarga nuestra App, GRATIS!