Nuestra respuesta a lo que escuchamos es un factor poderoso a la hora de determinar nuestro resultado en la vida. Tenemos que asegurarnos de que los filtros que utilizamos para procesar y recibir asesoramiento están totalmente recubiertos por los principios del Señor.

Las respuestas a las situaciones que enfrentamos están en nosotros. Tenemos que estar abiertos a escuchar y responder con base en el plan de Dios para nuestra vida. No hay manera de saber cuándo Dios usará a alguien para influir en nuestra vida. Por lo tanto, no debemos descartar a nadie.

Debemos tener cuidado de evitar las cosas que nos impiden recibir lo que nos ayudará en la vida. Ser intencional para no permitir que la familiaridad destruya las relaciones existentes, es esencial. La familiaridad puede filtrarse silenciosamente en las relaciones mediante la destrucción de los límites del respeto.

No vivamos la vida, o dejar la vida, con remordimientos. Tenemos que permanecer abiertos a escuchar, ver y responder a la información que puede ayudarnos a resolver problemas, así como cumplir con nuestra misión dada por Dios.

¡Todo el mundo necesita a alguien en la vida! 
 
Tu amigo,
 
Randy  Morrison 
www.randymorrison.org 
1. Ayuda calificada

Debemos permanecer abiertos a recibir la información y el asesoramiento correcto cuando lo necesitamos. También tenemos que asegurarnos de que hemos encontrado lo que nos descalifica para recibir la ayuda que necesitamos cuando lo necesitamos. Una debilidad común es cuando una ofensa personal tiene prioridad sobre tu necesidad de ayuda. No podemos permitir que el comportamiento de las personas nos ofenda cuando nuestra prioridad es la información que poseen.

Recuerda: Cuando filtramos todo a través de lo que estamos familiarizados, encontraremos imposible creer que Dios puede usar a alguien que conocemos. Las personas a menudo están muy abiertas a un extraño, a alguien que no conocen, y sin embargo, tan cerradas y resentidas con aquellos que sí conocen.
 
Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a:   
2. Relaciones Correctas

Adquirir la información adecuada requiere de la fuente correcta de conocimiento. Las relaciones que nos capacitan para esto son las relaciones con la fuente correcta de conocimiento. Uno de los factores de calificación para determinar si las personas recibirán la ayuda que necesitan en la vida es su capacidad para desconectarse de malas relaciones y conectar con las correctas. Si no hay respeto por los logros de las personas que han demostrado su realización, o con los que nos hemos relacionado, nos perderemos oportunidades vitales para recibir ayuda y asistencia en la vida. 

Recuerda: Nunca atraemos lo que no respetamos. Querer lo que obtuvo un triunfador, más de lo que se aprendió, revela una falta de respeto para el triunfo. La mayoría de la gente quiere una reputación sin preparación.

Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a:  

1 Corintios 15:33

Proverbios 13:20

3. Sin asesoramiento: 
Ni dolor ni equivocaciones 

Todos necesitamos ayuda; no podemos realizarnos en la vida si estamos solos. Podemos impedirnos a nosotros mismos de obtener la ayuda que necesitamos si nos interesamos sólo por los recursos sin tomar en cuenta los consejos de aquellos que pagaron el precio para obtener la talla que tienen en la vida. Además, cuando constantemente echamos la culpa de nuestros problemas a las personas con las que estamos relacionados, estamos inhabilitándonos para volver a recibir la asistencia y ayuda que necesitamos. Las personas que no han sentido el dolor de equivocarse a menudo se descalifican a sí mismos de recibir esta ayuda o asistencia.

Recuerda: 
Muchas personas no quieren sabiduría; ellos quieren una experiencia, pero no quieren el proceso para llegar a ser sabio. Mientras veamos a la gente con la que tenemos una relación, como el problema, nunca vamos a buscar una solución a ellos. Las personas que no han pagado las consecuencias de decisiones equivocadas no aprecian la sabiduría.  
 
Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a: 

Descarga nuestra App ¡Gratis!  
                
 

¡Ya disponible!

¡Se parte de nosotros!