Como creyentes, no debemos conformarnos con el simple hecho de existir. Estamos diseñados para ser únicos; estamos destinados a hacer una diferencia duradera en nuestro camino en la tierra.

Hay una fuerza creativa que yace dormida en todos nosotros. Permitamos que el Señor despierte nuestro espíritu, y así seamos partícipes activos en su voluntad, en vez de mantenernos al margen sólo como espectadores. No necesitamos  vivir de las sobras de los demás. Siempre se puede contar con nuestro Dios de pactos. El Señor nos pedirá cuentas sobre mantener la coherencia, dedicación y pasión de nuestros talentos mientras se transforma lo que hay dentro de nosotros en ríos de bendición.

Permitamos que el soñador que tenemos dentro de nosotros cobre vida. Fuimos creados para esto, hacedores de los sueños que Dios puso en nosotros y creadores por Él, de abundantes bendiciones. 
 
Tu amigo,
 
Randy  Morrison 
www.randymorrison.org 
1. Es falta de educación

Sin sabiduría y sin el conocimiento adecuado, nuestras decisiones se ven influenciadas por el estado de nuestra circunstancia actual. La capacidad de mejorar nuestra condiciones actuales requiere que estemos informados sobre lo que estamos tratando de mejorar o incrementar. Cuando el problema es la falta de recursos, la respuesta no es conseguir más recursos. La respuesta es estar más informado y tener los conocimientos necesarios para saber que acciones que debemos tomar con los recursos que tenemos en nuestro poder.

Recuerda: El dinero no puede resolver un problema es la escasez de recursos. Esto sólo puede ser resuelto con una sabia educación financiera.
 
Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a:   
2. ¡Listos para participar! 

No podemos sentarnos pasivamente y esperar que los recursos dentro de nosotros y alrededor de nosotros se multipliquen de forma automática y se acumulen para nuestro propósito. Como creyentes debemos entender el funcionamiento de Principios del Reino y vincularlos con nuestros conocimientos y acciones. Esta es la fórmula que nos preparan para participar plenamente en las oportunidades para ser creadores de recursos y bendiciones. Cuando estamos armados con el conocimiento de sentido común práctico acerca de las finanzas, nuestra capacidad creativa y nuestra pasión tienen acceso a las vías de acción.

Recuerda: La creación de abundancia se está jugando el derecho sobre los recursos del planeta. Es un mandato primordial de Dios para nosotros el llevar fruto de nuestros talentos y el ser sabios administradores con todos los recursos de la tierra.

Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a:
 
Proverbios 22:7
3. El piloto, no el copiloto 

No es legal conducir un coche sin una licencia. Para estar en el asiento del conductor en nuestro futuro, también tenemos que asegurarnos de que estemos autorizados para llegar a las oportunidades que vamos a experimentar en el camino. Hemos aprendido tres lecciones importantes de Eliseo cuando él habló a la viuda en 2 Reyes 4:1-7. 
En primer lugar, debemos destinar ingresos para nuestro futuro a largo plazo, en segundo lugar, tenemos que tomar la responsabilidad personal de nuestras deudas y pagarlas, y tercero, debemos vivir de las ganancias o utilidades que generamos. La aplicación de estas lecciones nos pondrá en el asiento del piloto cuando se trata de la realización de nuestros sueños y la solidez de nuestro futuro.

Recuerda: 
Las recompensas de la vida no van a los que son irresponsables con lo que Dios les ha dado; las recompensas son para aquellos que aceptan la responsabilidad personal para lograr los sueños que Dios les dio. Cuando somos fructíferos, no sólo podremos pagar nuestras cuentas, incluso podremos planear nuestro estilo de vida y ser de bendición para otros.
 

Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a: 

Descarga nuestra App ¡Gratis!  
                
 

¡Ya disponible!

¡Se parte de nosotros!