Cuando nuestra fe esta puesta en Dios, ¡Venceremos! Si nuestra fe y nuestra imaginación están conectadas entre sí, el mundo es un menú lleno de oportunidades.

El soñador que vive en nosotros debe operar al 100%. De la misma manera debemos asegurarnos que estemos invirtiendo las acciones necesarias  para poner en práctica nuestros sueños.

Hoy es el tiempo perfecto para preguntarnos a nosotros mismos: ¿Por qué yo no? ¿Por qué no ahora? Cuando permitimos que la Palabra de Dios eche raíces en nuestro interior, Dios nos llevará al lugar que debemos estar en esta vida.

Nunca te des por vencido, ¡todo es posible en Dios!

Tu amigo,
 
Randy Morrison 
www.randymorrison.org
1. Cree que se hará realidad

Nuestra disposición de actuar de acuerdo a la Palabra de Dios es la clave para ver nuestros sueños hacerse realidad. No podemos mantener un sueño sólo en nuestra imaginación, necesitamos actuar para traerlo a la realidad. Esto comienza al escribirlo en papel y hablar de él con palabras llenas de fe. Ambas acciones encienden nuestra determinación y enfoque para traer el sueño a su cumplimiento.

Recuerda: Nuestra imaginación cierra la brecha entre nuestro sueño y la realidad. Cuando nuestro sueño se pone por escrito, hay más responsabilidad personal y nos comprometemos con nosotros mismos a traer nuestro sueño a la realidad.
 
Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a:
Marcos 11:20-24  
Marcos 9:23 
2. Palabras vivas

 

Podemos hablar y hablar de alguna situación, pero si no le inyectamos palabras llenas de fe, permanecerá siendo una discusión sin sentido que llegará a ninguna parte. Las palabras llenas de fe, que vienen de la voluntad de Dios,  tienen la capacidad de trasladar los problemas de la vida al terreno de las soluciones. Debemos evaluar cuidadosamente las palabras que usamos para describir nuestro futuro y asegurarnos que están llenas de fe. Si hacemos esto, estaremos continuamente dando vida a nuestro destino.

Recuerda: Las palabras llenas de fe tienen la capacidad de transformar experiencias en realidades. El lenguaje que usa palabras llenas de fe gobierna el mundo físico y el resultado que esto produce.

Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a:
Hebreos 4:12
3. Pensamientos concebidos
 
¡Este es el día que hizo el Señor! Tenemos la capacidad  para convertir cada día en un día productivo por medio de las palabras que decimos y escuchamos. Las Palabras llenas de fe son aquéllas que están arraigadas a la fe en Dios y a Su voluntad. El poder que tienen las palabras llenas de fe es indescriptible. La energía espiritual estimula a llevar las palabras llenas de fe al terreno de la acción. Podemos darle la vuelta a los problemas difíciles por medio del creer, actuar y mantenernos firmes sobre las palabras llenas de fe que se vinculan a soluciones productivas.

Recuerda: La Palabra de Dios tiene una energía espiritual, y el mundo físico que vemos está controlado por Su Palabra. Date cuenta que la Palabra de Dios, está viva, está llena de poder y de energía, y es capaz de crear un camino a través de cualquier circunstancia.

Lee, reflexiona y actúa de acuerdo a:
Marcos 5:25-29

Descarga nuestra App ¡Gratis!  
                
 

¡Ya disponible!

¡Se parte de nosotros!