17 de Marzo del 2009

Herramientas Para
La Vida Diaria

Como Cultivar La Esperanza
Parte 4
En este artículo
Deja la puerta abierta
Guía y protege
Detector de nivel
Seis veces mas fuerte
Proximamente en TV
Reconociendo Lo Que Esta En Tu Alrededor
22 de Marzo

¿Qué Estas Pensando?
29 de Marzo al
24 de Mayo

DOMINGOS:
FOX: 8:00am
TVC: 8:30am*
*solo en Mexico

Lo nuevo

Aumentando El Fluir del Favor

Serie de 2 partes
en CD y DVD

Lucas 2:52 dice, "Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y con los hombres" (NIV)

Jesús tenía un favor increíble con Dios y con los hombres, debido a su conexión espiritual con su Padre y su habilidad para resolver los problemas espirituales y sociales de la humanidad.

No debemos confundir los milagros con el favor. Un milagro es la manifestación sobrenatural del Espíritu de Dios, la cual interrumpe el curso natural de la naturaleza, como la conocemos. Es un evento inexplicable que sucede con un propósito.

Favor es obtener aprobación o tener en alta a estima por el logro de algún tipo, o tener a alguien usando su poder para tu beneficio. Cuando Dios le otorga favor a alguien, es siempre para introducir su programa en la tierra. El aumento del fluir de favor está siempre unido a tu propósito.


La Inquebrantable Ley de la Siembra y  Cosecha

Serie de 3 partes
en CD y DVD

Mientras la tierra permanezca, no cesarán la siembra y la cosecha, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche (Génesis 8:22).

Dios creó estas leyes para que el hombre eliminara el caos y trajera orden y paz a la tierra.

Todas las áreas de nuestra vida son afectadas por la ley de la siembra y la cosecha: Estos mensajes le ayudarán a aplicar a su vida la ley de la siembra y la cosecha. Dios tiene una abundante cosecha esperándolo nada más a usted.    
    
Para comprar en México contáctanos a: Randy@randymorrison.org
(55) 3097-9328

Para comprar afuera de México, entra en: www.losmensajeros.com

Join Our Mailing List
Queridos amigos,

No hay mejor tiempo que este para celebrar todo lo bueno que Dios ha puesto en ti. Él ha puesto en ti paz interior a la cual puedes recurrir conforme vivas este año. Agradécele y adórale por que, no importa lo que venga, lo sigues teniendo a Él, y con Él, todas las promesas que te dió.  

En la parte 4 de "Cultivando la esperanza cuando parece ser que ya no la hay", hablamos acerca de la importancia de guardar tu mente y corazón abiertos para todo lo que Él tiene planeado para ti. Este es el tiempo de trabajar este plan para que florezca.

Es mi deseo que las "herramientas" provistas aquí, sean un impulso que te ayude a darte cuenta del crecimiento y oportunidad en tu vida. Te animo a mantener tu cabeza en alto y en ánimo pues el mañana será diferente

Declaro contigo en este momento que viviremos con propósito. Vamos a nutrir un nuevo crecimiento con grandes expectativas para el futuro basadas en esperanza y fé en Dios.
 
Tu amigo,
 
Randy Morrison


1. Deja la puerta abierta.

Cuando a Dios se le da la oportunidad de involucrarse en los asuntos de la humanidad, las posibilidades no tienen fin. Esta es la esperanza de la Biblia. Por supuesto, es necesario que dejes abierto tu corazón y tu mente a las oportunidades que Él te ha prometido. El bloquear la puerta de la oportunidad con emociones físicas corta la fe y la esperanza. Cerrarle la puerta a la esperanza es cerrársela a Dios en la cara. Las circunstancias externas son volátiles, varían y cambian regularmente con el mover de una pluma, de las condiciones económicas o basadas en los caprichos de otros. Sólo hay una cosa con la que puedes contar todo el tiempo sin importar las condiciones externas, ésta es la Palabra de Dios. Pon tu fe en lo que dura, la Palabra de Dios. En tiempos como estos, debes reconocer que la esperanza es una expectativa de confianza. El cimiento de esta esperanza esta conectado a las promesas de Dios (no a las promesas de los hombres). No puedes renunciar a esta esperanza solo por condiciones externas fatales y tiempos de incertidumbre. Debes mantener la puerta de la esperanza en Dios bien abierta a través de la fe y la esperanza.

Conforme te preparas para tomar acción en esta semana, toma la decisión de abrirle la puerta de la oportunidad a Dios e involucrarlo en tu vida. Haz esto por medio de empezar cada día con un motivo de alabanza a Dios y a ti mismo. Haz una lista de todas las cosas por las que estás agradecido, de cada cosa que aún tienes a pesar de las circunstancias externas. Titúlalo "Motivos de alabanza diarios". Empieza cada día agradeciéndole a Dios cada cosa que aún tienes. Alábalo en voz alta, a lo largo de la semana, dile a alguien más lo agradecido que estás por las cosas que apuntaste en tu lista. Dile a esta persona que tu puerta está abierta para las cosas que Dios te ha prometido. Mantente añadiendo cosas a los "Motivos de alabanza" cada día.


 
Guía y protege

Un guía muestra el camino, proteger significa mantener a salvo. Dios es el guía por excelencia, nos enseña el camino. Al confiar en su dirección, puedes estar seguro que tu vida descansa con seguridad en la promesa que Él te hizo. Como Abraham, puede ser que no sea obvio todo el tiempo el "hacia dónde vas", pero puedes estar seguro de quien te guía. La promesa que Dios te hace estar basado en su Palabra, no en la economía y su Palabra esta respaldada por recursos garantizados y sólidos. No puedes voltear a verte a ti mismo ni escuchar los reportes de otros durante tiempos difíciles. El optimismo no se encuentra en reportes externos. Sin embargo, vas a encontrar esperanza poniendo tu fe en la transmisión mas alta, poniéndola de lleno en la promesa que Él te hizo. El resultado de esto será un firme viento de esperanza que encenderá el camino que Él hizo para ti. El hecho de separarte de tu guía significa la pérdida de dirección. Sin Dios como tu guía, no existe protección durante el proceso. Rápidamente, las situaciones externas y las circunstancias comenzarán a definirte. Tu futuro ya no está protegido.

Tienes el poder para activar la dirección y la protección de Dios en tu vida diaria por medio de darle Gloria en cada momento de forma constante. Esto se logra por el añadirle tu pasión a su promesa en tu vida al igual que por celebrar lo que Él ha hecho por ti. No importa cual sea la circunstancia que enfrentas el día de hoy o mañana, comprométete a darle gracias diariamente. Escríbele una carta de agradecimiento. Ponla en tu Biblia y léela en voz alta cada día. No te apartes de esto, sé diligente y firme. Fortalécete dándole Gloria en todo tiempo por lo que tienes.

Recuerda, para cultivar esperanza, sigue el proceso que Abraham siguió, se fuerte en tu fe, no dudes de su promesa, fortalece tu fe por medio de alabarle, y sé plenamente convencido a través de tu pasión y consistencia.


 
Detector de nivel

Dios le ha dado a cada persona una medida de fe y esta puede crecer. Al tratarse de examinar la existencia de fe en tu vida debes convertirte en un "detector de nivel". Es importante que no solamente detectes el nivel de fe en el cual estás, sino que , también es importante que detectes y entiendas la relación que tu fe tiene con tu capacidad de esperanza, optimismo y logros en tu vida. La fe llena cualquier vacío en tu vida. El nivel de fe con el cual tu operas en tu vida determina el nivel de ayuda que puedes recibir. Entre más madurez obtengas en tu fe, mayor esperanza tendrás para las promesas que Dios ha hecho a tu vida. Entre más madurez tengas en tu fe personal, mayor capacidad interna tendrás para atravesar situaciones que tienen que ver con tiempos de incertidumbre.

Como parte de tu compromiso continuo de detectar tu nivel de fe, lee Hebreos 6.11-16. Piensa en la promesa que Dios hizo a Abraham. ¿El nivel de fe de Abraham estaba alto o bajo? Busca la definición de la palabra "promesa". Suma esta definición escribiéndola al margen de esta escritura en tu Biblia. Al lado de esto, escribe, en una oración, lo que Dios te ha prometido en tu vida. ¿Estás en el mismo nivel que Abraham en cuanto a fe? o ¿tu nivel de fe es incierto o cambiante en cada momento? Haz un compromiso personal de tomar acción y primeramente detectar tu nivel de fe, y después subirlo al nivel de Abraham por medio de constantemente dar acción a la Palabra de Dios.
 
Recuerda: La madurez de la fe requiere diligencia, atención tenaz y esfuerzo para ser constantemente confiable, especialmente al darle la cara a las presiones externas.
 
Aquel que pierde dinero pierde mucho, el que pierde un amigo pierde todavía más, el que pierde la fe, pierde todo. -Eleanor Roosevelt.


 
Seis veces mas fuerte.

La Biblia examina seis niveles de fe. En estos niveles se incluyen, nada de fe, poca fe, fe en naufragio (perdida), fe creciente, fe fuerte y gran fe. Cada nivel requiere un nivel de madurez correspondiente. Conforme pasas de un nivel al siguiente, vas a ser probado. No te desanimes, porque Dios estará contigo cada paso en el camino hasta llegar al siguiente nivel. Naciste con la capacidad de incrementar tu fe hasta el más alto nivel pero en orden que esto suceda, debes trabajar los músculos de la fe por medio de ejercitarlos continuamente. Esto sucede por el ir por medio de "inciertos" en la vida. Lee Marcos 4.35-41, Mateo 14.22-31 y 1a Timoteo 1.19. Los niveles de fe son evidentes en estas escrituras. Los discípulos en el barco no tenían fe, solamente Pedro actuó con esta. Enfrentándose a un naufragio, Pedro tuvo que tomar una decisión. Pudo haber renunciado (fe en naufragio o perdida) bajo la presión o tomar la decisión de construir su pequeña fe que tenía para pasar por en medio del proceso sin importar las circunstancias. Atravesó las circunstancias, creció su fe. Conforme enfrentes los retos y las dificultades de la vida, ¿en donde vas a aterrizar? Declara tu fe en Dios, párate en su Palabra, Gózate en Él.
 
Este es el tiempo para localizar cuál es el nivel en el que operas en cuanto a la fe. En un cuaderno o en tu computadora, contesta las siguientes preguntas.
Como resultado de las circunstancias que vivo hoy, ¿mi fe se mantiene intacta o se va a derrumbar? Después de esto, termina este enunciado, "Declaro que mi fe en Dios permanecerá _________". Lee Habacuc 3.17-19. Haz una lista de las palabras de sabiduría específicas en este pasaje que pueden cambiar tu vida en términos de fe y esperanza.
 
Recuerda, Tu fe siempre será retada en medio de una crisis. El miedo siempre te roba la oportunidad de ver a través de las circunstancias. El área de tu vida en la que no experimentas a Dios es en la duda. En algún punto de tu vida te vas a ver forzado a vivir por fe o naufragar en las playas de la incredulidad. Tu fe crece cuando estás dispuesto a enfrentar los obstáculos en tu vida y vencerlos. No esperes subir y conquistar montañas si continúas tropezándote con piedritas.